Fotografías con niños

Son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar fotografías a niños. Pero, qué duda cabe, que la paciencia es la virtud más valorada en estos casos.

Si queremos hacer buenas instantáneas, debemos tenerla, en todos los sentidos. No hay que dejarse llevar por el estrés y la prisa, para terminar pronto. En la medida de lo posible, hay que dejar que el niño se sienta cómodo con el entorno, que juegue, que se tranquilice. Del mismo modo que con modelos adultos hay que buscar una cierta complicidad, con los niños se busca lo mismo, aunque no para conseguir la naturalidad en las tomas, porque ellos no se suelen acomplejar ni tener reparos a la hora de mostrarse tal y como son, sino para que exista un ambiente en el que podamos trabajar lo más cómo posible, y durante el tiempo que necesitemos.

Nos tenemos que dar cuenta que cuando entran en un sitio en que no han estado nunca, y además con unos “aparatos” que no suelen ser cotidiano, puede llegar incluso a asustarse y frustar la sesión. En ocasiones es necesario más de una sesión, para conseguir alguna foto buena que sea del agrado de la mayoría.

Puedes encontrar una muestra de nuestros trabajos con niños en las Galerías de la web.

Comentarios (0)

Participa en la conversación. ¡Deja un comentario!